Te metes en la cama, pasa media hora, una hora, dos, tres... Y nada, no hay quien se duerma. Tranquilo, no eres el único. Este problema es muy, muy común. De hecho, poca es la gente que consigue conciliar el sueño de manera rápida. 

Si quieres dormir mejor, lee con atención:

1 - Contar ovejas no sirve. No, de hecho, viene mal. Crees que puede ayudarte y, al no lograr tu objetivo, hace que te sientas todavía más nervioso. 

2 - El método de aguantar la respiración es cierto. Existe un ejercicio de respiración llamado 4-7-8 que sí es eficaz. El método consiste en respirar de una determinada manera para intentar relajarnos y dormir. Las técnicas de relajación siempre son buenas para dormir. 

3 - No te vayas a dormir si no tienes sueño. Por mucho que lo intentes no lo vas a conseguir... Así que, no te metas en la cama si no vas notando el sueño porque lo único que harás es desesperarte y, a la larga, es peor.

4 - Dos horas antes de irte a dormir, prepárate para tener sueño. Recomendamos que intentes evitar actividades que te alteren, discusiones y el uso de pantallas. Si haces cualquiera de estas cosas antes de dormir, es más probable que te cueste conciliar el sueño. 

5 - Evita estimulantes, haz ejercicio regular, come bien... Estos consejos son más obvios, pero si siempre se dice, por algo será. El deporte sienta muy bien. Y lo de dejar la cafeína, también es positivo. 

6- Duerme en un buen colchón. Si no descansas en sobre una buena base, que se adapte a tus necesidades, la calidad de tu sueño se verá mermada. Además, no sólo puede provocar insomnio, también puedes sufrir molestias físicas como consecuencia. 

Si estás buscando un buen colchón viscoelástico, en ViscoConfort encontrarás el colchón ideal para ti. 

Ya sabes, esta noche recuerda todo esto porque es fundamental cuidar la calidad de tu sueño. Si no lo haces, es probable que estés todo el día sintiéndote muy cansado y lamentándote.