Dormir bien es muy importante para mantener una correcta salud. Más de cuatro millones de españoles tienen dificultades para dormir por la noche. Para solucionar este problema, puedes seguir una serie de consejos que harán caer totalmente rendido en los brazos de Morfeo.

Lo mejor para evitar la pesada carga del sueño es lo más sencillo: acostarte y despertarte a la misma hora todos los días. En vez de programar la alarma para el ring del despertador, también hazlo para meterte en la cama. Desarrollar una buena rutina antes de dormir, como la eficaz lectura de una novela, hará que consigas relajarte y caer rendido.

Lo que tienes que evitar a toda costa es la famosa "luz azul" de aparatos electrónicos. No revises el móvil minutos antes de apagar la luz, ya que se ha demostrado que incluso una sola pizca de luz tenue retrasa la liberación de melatonina nocturna en humanos. La hormona no hace que te duermas inmediatamente, por lo que debes esperar y tener paciencia.

Como seguramente te haya pasado, es imposible dormir cuando en el exterior de la cama hace muchísimo calor. No solo es incómodo, sino que inconscientemente el calor le dice a tu cerebro que todavía no es hora de dormir. Por ello debes sentir un poco de frío. Intenta dormir con un pijama ligero que traspire.

Si deseas aumentar tu calidad de sueño, lo mejor que puedes hacer es tomar café solo por la mañana o, como mucho, a media tarde. 

Evita el alcohol ya que no te ayuda a dormir. Lo que hace es un efecto más parecido a la anestesia, ya que el sueño que provoca no es "real", es un tipo de ensoñación en la que tu cuerpo no descansa.