Dormir bien y disfrutar del merecido descanso no tiene porqué ser un lujo. Las horas de sueño son vitales para el ser humano. Y lo son porque es el momento en el que el cuerpo y la mente se regeneran; desconectan y aprenden para afrontar el día siguiente con garantías. Pero, ¿cómo influye en tu descanso que un colchón tenga memoria?

Si estás pensando en renovar el colchón, entre los diferentes productos de descanso que el mercado te ofrece están los colchones con memoria. Así que lo primero que debemos saber es qué significa que un colchón tiene memoria. Los colchones viscoelásticos, conocidos como los colchones de memoria de polímero o espuma de memoria, son aquellos que recuerdan su forma original. Por ello, a pesar de que los sometamos a un considerable esfuerzo o deformación volverán a su estado natural. Este material fue inventado por la NASA en los años 70. Concretamente se trata de un ensamblaje hipo-alergénico a base de poliuretano asociado a otros componentes. Esto mejora la densidad y la viscosidad de la espuma, por ello se denomina visco-elástico.

Cómo influye en tu descanso que un colchón tenga memoria

Debido a esta característica de recordar su estado original, podrás sentir la comodidad del colchón como si fuera nuevo cada noche. Sin embargo, esa no es ni la única ni la mejor característica. Estas espumas con memoria son termo-sensibles. Por ello, con el calor del cuerpo se adaptan perfectamente a la morfología permitiendo un perfecto descanso. Mejora las molestias en la espalda o dolor de cadera así como permite paliar en gran medida algunos trastornos del sueño. Incluso, esta cualidad garantiza una larga vida útil del colchón.

Cuando comienza la búsqueda de colchón y materiales para renovar la zona de descanso, es muy importante tener en cuenta el núcleo del colchón. También hay que prestar atención a los acolchados y tejidos que se utilizan para la fabricación del mismo. Además, habrá que tener encuentra que tipología de base de colchón se va a elegir, ya que no deben impedir la correcta transpiración. La elección final es cuestión de gustos, pero lo que sí se debe tener en cuenta es tener una visión global tanto del colchón como de la base y de la almohada. El conjunto será lo que finalmente garantice el descanso.