El zumbido, el picor y la paranoia postpicadura. Los mosquitos, junto con el calor, son los principales aliados del insomnio durante las noches de verano. Os contamos qué podéis hacer para evitar que los mosquitos os piquen este año.

 

¿Por qué a mí?

Hay determinados factores fisiológicos que hacen que los mosquitos se deleiten especialmente con nuestra sangre. Y uno de ellos es, precisamente el grupo sanguíneo. Diferentes estudios han demostrado que el favorito de los mosquitos es el tipo 0, pues se asocia con una mayor segregación de azúcares.

 

Los mosquitos también se sienten atraídos por las personas que emiten más dióxido de carbono, así como por determinados compuestos químicos que segregamos a través del sudor como el ácido láctico, el úrico, el amoníaco, los esteroides o el colesterol. Así pues, somos más propensos a sufrir picaduras después de una actividad física intensa.

 

Por otro lado, algunos estudios apuntan a que las mujeres embarazadas podrían ser también uno de sus tragos favoritos. Este hecho parece estar relacionado con el aumento de dióxido que carbono en la exhalación y de temperatura corporal que las mujeres experimentan durante el embarazo.

Mosquitera de cama

Si la genética o la biología te han convertido en la barra libre favorita de los mosquitos no desesperes, aquí te dejamos algunos consejos para prevenir las picaduras de mosquito.

 

Para los mosquitos ¡mosquiteras!

Así de sencillo. Inocuas y muy efectivas, las mosquiteras crean una barrera física, manteniendo a los mosquitos alejados de tu sangre. Puedes usarlas en ventanas y puertas o rodeando tu cama, al estilo colonial. En cualquier caso asegúrate de que los poros no tienen más de 1,2 mm y de reparar los agujeritos que el uso pueda ocasionar. También puedes rociarlas con repelente de mosquitos o alguno de los remedios naturales que te comentamos más adelante para incrementar su eficacia.

 

La ropa

Aunque los mosquitos se guían sobre todo por el olfato, la ropa puede ayudarte también a esquivarlos. Escoge prendas de manga larga y de colores claros como el blanco o los tonos pastel. Además de crear una muralla de tela entre tu piel y sus trompas, los colores claros reflejan más la luz y molestan a los mosquitos.

 

Evita los olores dulces

Los mosquitos se sienten atraídos por los aromas dulces y rechazan los amargos y ácidos. Si no quieres ser tan apetecible como una piña colada, procura reservar el champú de papaya, la crema de coco o colonia floral para el invierno.

 

Utiliza repelente de mosquito

El objetivo de los repelentes es producir un olor desagradable para los mosquitos y evitar que nos muerda. Existen un montón de opciones diferentes: loción, toallitas, enchufes vaporizadores… Incluso existen repelentes para la ropa, que puedes aplicar sobre tus sábanas. No estropean el tejido y solo desprenden olor en el momento de la aplicación. 

 

Remedios naturales

Como hemos comentado, los mosquitos sienten rechazo por los olores intensos. Si no estás a favor de los productos químicos, también existen algunos aromas naturales que les provocan una reacción similar.

¿Qué aromas?

  • eucalipto

  • limón

  • citronela

  • geranio

  • lavanda

  • romero

  • tomillo

  • vinagre 

¿Cómo usarlos?

  • coloca las plantas sobre el alfeizar de tu ventana

  • pulverízalos, a modo de infusión, en la habitación o entre las sábanas

  • si usas humidificador, añádelos con unas gotitas de aceite esencial

  • enciéndelos en forma de vela aromática o incienso

 

Alimentación

Algunos estudios apuntan a que determinados alimentos generan en tu cuerpo sustanciales perjudiciales para los mosquitos. Entre los “alimentos anti-mosquitos” encontramos las almendras, las lentejas o el ajo. ¡Doble punto para el ajoblanco fresquito en verano!

 

Evita que se reproduzcan

Asegúrate de que no tienes fuentes de agua estancada en casa. Los bebederos, las macetas o las piscinas pueden convertirse en una incubadora de vampiros en potencia. Asegúrate de cambiar el agua de tus mascotas con frecuencia y clorar el agua de la piscina periódicamente.



Aire acondicionado

El aire acondicionado genera otro de los factores que incomoda a los mosquitos, el frío. Mantener la habitación fresquita a través de un ventilador o aparato los mantendrá lejos de tu cama, además de ayudarte a conciliar el sueño más rápido.

 

Oscuridad

Los mosquitos suelen evitar la luz, de ahí que salgan durante la noche y rechacen los colores claros. No obstante, se sentirán atraídos por el calor de la bombilla, así que procura tener las luces del dormitorio encendidas lo mínimo posible.

 

¿Conocías todos estos trucos para evitar a los mosquitos? ¿Se te ocurre alguno más que nos hayamos dejado en el tintero?