Sí, los equipos de descanso tienen fecha de caducidad. Con el uso y el paso del tiempo, los materiales acaban perdiendo sus cualidades originales. El estado del colchón determina la calidad de descanso (y con ella, la de vida), por eso hoy respondemos a la pregunta ¿cada cuánto se cambia un colchón viscoelástico?

Todo colchón de espumación o de muelles ensacados, debe cambiarse como máximo cada 10 años. Independientemente del tipo de material, el uso o la calidad del colchón, pasado este tiempo ninguno mantiene sus propiedades originales y mostrará deficiencias perjudiciales para la salud y la calidad del sueño.

Dentro de esta década, la vida útil de los colchones depende principalmente de cinco factores clave:

Calidad

No todas las espumas viscoelásticas son iguales. La calidad del material siempre supone beneficios, también en la durabilidad del colchón. Las opciones de gama más alta están fabricadas con materiales que soportan mejor el paso del tiempo y la presión que ejerce nuestro cuerpo sobre ellos cuando descansamos. Si quieres conseguir el mejor equilibrio calidad-precio, escoge tiendas de colchones que fabrican sus propios productos, como Visco Confort.

Uso

El uso que se le da influye en el desgaste del material. La vida útil de tu colchón dependerá de si lo usas a diario o de forma esporádica. Del mismo modo, dependerá también de otros factores como el peso de la persona o el cuidado de los equipos de descanso. No obstante, todas estas circunstancias no alargarán los 10 años de caducidad máxima de un colchón.

Mantenimiento

Cuidar del colchón y evitar un uso incorrecto del mismo es clave para alargar su vida útil. Sigue atentamente las recomendaciones específicas del fabricante, y no olvides voltearlo y/o rotarlo cada 6 meses para contribuir a la distribución uniforme del peso y evitar así una posible deformación. Si quieres saber cómo cuidar de tu colchón, te damos unos consejos en este post.

Soporte

Elige con cuidado todo tu equipo de descanso, pues tan importante es contar con un buen colchón como con un soporte adecuado. Si el sommier está en malas condiciones afectará al desgaste del colchón y, por  tanto, a nuestro descanso.

Higiene

Pasamos casi una tercera parte de nuestra vida durmiendo, por lo que el sudor, el polvo y la piel muerta irán acumulándose en nuestro colchón si no mantenemos una limpieza regular. Es importante cambiar la ropa de cama con frecuencia y aspirarlo de forma periódica, para eliminar ácaros.

 

¿Cómo saber cuándo cambiar tu colchón?

Para saber si es hora de comprar un colchón nuevo, plantéate las siguientes preguntas:

¿Tu colchón tiene más de 8 años?

La vida útil de un colchón se sitúa entre los ocho y los diez años. Como hemos comentado, el paso del tiempo va degradando los materiales, independientemente del uso. Es importante que entiendas que aunque no haya sido usado durante años, sus componentes van perdiendo su calidad y esto puede afectar tanto a la comodidad como a la salud de nuestra espalda.

¿Te levantas con dolores de espalda y cuello?

Si tienes una buena postura en el trabajo y no haces esfuerzos que sobrecarguen la espalda, la causa podría ser que el colchón haya perdido sus propiedades. Si tenemos dolores musculares al levantarnos, probablemente nuestro colchón no está cumpliendo sus funciones correctamente. Es hora de un cambio de colchón.

¿Observas que la superficie del colchón está suelta, arrugada y sobrante?

La superficie del colchón debe estar lisa y suave. Si parece que le sobra tejido, probablemente sea porque sus materiales hayan perdido consistencia. El colchón está perdiendo su calidad original.

¿Sientes alguna zona rígida cuando te tumbas en la cama?

Toda la superficie del colchón debe tener una textura uniforme. Si notas alguna zona más endurecida, que se hunde en exceso al acostarte o, peor, que al levantarte no recupera su forma; es hora de comprar uno nuevo. Una de las propiedades de la espuma viscoelástica es su capacidad de adaptación a nuestro cuerpo, el efecto memoria, que consigue que se amolde a las formas de nuestro cuerpo. El deterioro acaba trayendo consigo una progresiva deformación del colchón y, con ella, la pérdida de sus prestaciones originales.

Cuando duermes acompañado/a, ¿caéis los dos hacia el centro?

Una de las ventajas de la viscoelástica frente de los colchones de muelles es la independencia de lechos. Si ves que cuando tu pareja se mueve por la noche, empiezas a notar ese movimiento más que antes o ambos os vais poco a poco hacia el centro, probablemente sea hora de comprar un colchón nuevo.

 

Ahora que ya sabes cuánto tiempo dura un colchón y cómo saber si ha llegado el momento de cambiarlo, no olvides tenernos en cuenta a la hora de elegir el colchón de tus sueños. Nuestros sistemas de descanso se adaptan perfectamente a las necesidades de cada persona. Duermas como duermas, tenemos el tipo de colchón perfecto para ti. ¡Descúbrelo en nuestra tienda online!