Cuando adquirimos un colchón debemos tener en cuenta dos factores: el confort térmico y el confort postural.

Durante los meses de verano, el confort térmico cobra todavía más relevancia. Buscamos un sistema de descanso que, además de aportarnos comodidad, nos proporcione un descanso fresco para soportar las noches estivales.

¿Conciliar el sueño se convierte en una tarea difícil durante los meses de verano? Si la respuesta es sí, sigue leyendo.

Al tomar la decisión de comprar un colchón viscoelástico será muy importante asegurarnos que adquirimos un producto de calidad, que cuenta con los materiales más innovadores para conseguir un sueño profundo y reparador. Existe una gran polémica dentro del sector del descanso: "los colchones viscoelásticos dan calor mientras duermes". Hoy arrojamos algo de luz acerca de este tema. Si es así, esto ocurrirá cuando en la fabricación de este colchón se ha confeccionado con materiales no transpirables, de ahí la sensación de calor. La viscoelástica es atérmica, es decir, no da ni frío ni calor. 

De alguna manera, para que nos entendamos, mientras dormimos nosotros somos una “estufa” y el colchón tiene que cumplir la función de “ventilador”. Para conseguirlo, será importante elegir un colchón que disipe el calor de manera óptima. En ViscoConfort utilizamos materiales totalmente transpirables de poro abierto para asegurar la disipación del exceso de calor generado por nuestro cuerpo durante el descanso. Dentro de nuestra selección de colchones viscoelásticos encontrarás múltiples modelos que cuentan con viscoelástica de grafeno. Este tipo de viscoelástica reúne propiedades tales como potente evacuación de calor, disminuye la electricidad estática y es un excelente antibacteriano, por lo que se convierte en el aliado perfecto para nuestro descanso.

Cada modelo de nuestro catálogo de colchones cuenta con los elementos necesarios para cubrir las necesidades para las que se ha desarrollado siguiendo nuestras bases de calidad, salud e innovación en materia de descanso.

Tan importante es el colchón como cada uno de los complementos: ropa de cama, almohadas… En cuanto a la ropa de cama, procura siempre elegir materiales transpirables como, por ejemplo, el algodón.

Otro de los consejos que os damos es elegir una almohada viscoelástica con dos caras de uso: una de invierno y otra de verano. Esto ayudará a conseguir un descanso más fresco durante los próximos. Por ejemplo, nuestra almohada Bambú incorpora una cara de verano con tejido 3D ultratranspirable.

Te invitamos a que descubras nuestro nuevo catálogo de colchones viscoelásticos para los soñadores más exigentes, porque un gran día comienza con un buen descanso.