"Estoy cansado pero me cuesta muchísimo quedarme dormido, ¿qué puedo hacer?"

Es realmente difícil dormir lo suficiente con el ritmo de vida que llevamos. El 40% de la población reconoce descansar menos de 7 a 9 horas diarias, tiempo recomendado por lo especialistas para llevar un estilo de vida saludable

Además, la mayor parte de la población adulta sufre insomnio en algún momento de su vida. Algunos estudios indican que hasta un 15% sufren este trastorno del sueño de manera recurrente, provocando serios problemas. 

Aunque no existe una fórmula perfecta para dormir como un bebé cada noche, hoy os contamos algunas estrategias que podéis poner en práctica para conseguir un mejor descanso:

1. No te obsesiones. Sabemos que acostarse en la cama y no quedarse dormido puede llegar a ser muy frustrante. Si no puedes dormir y miras el reloj una y otra vez podría generar emociones negativas como la ansiedad que no ayudarían a quedarse dormido más facilmente. Si no puedes dormir durante más de 20 minutos, algunos expertos recomiendan incluso salir de la cama y hacer algo diferente (nada de utilizar smartphones, tablets o ver la televisión).

2. Practica técnicas de relajación. Cuando llega el momento de meterse en la cama, cerrar los ojos y no ser capaz de quedarse dormido, es posible que nuestro cuerpo genere hormonas que nos hagan sentir una sensación de ansiedad. Como hemos comentado en el punto anterior, esto no va a ayudar a nuestro descanso. Para dormir como un lirón, se aconseja practicar algunos métodos de relajación como la meditación que pueden ser muy positivos.

3. Cuida el entorno en el que descansas. Presta especial atención a la temperatura del mismo, especialmente en invierno. En muchos casos nos pasamos con la calefacción y si esto ocurre sabemos que el peor enemigo del sueño es el calor. Busca una temperatura ideal para tu descanso. La oscuridad y la ausencia de ruidos también son factores clave.

4. ¿Duermes en un colchón adecuado? Tu cama será el lugar donde más horas pases durante el día, entre 7 y 9 horas cada noche, por lo que debes prestar especial atención a la hora de adquirirlo. Busca un colchón de calidad que se adapte a tus necesidades para conseguir un descanso profundo y reparador.