Aunque la menopausia es diferente en cada mujer, en general, provoca síntomas molestos. Tal y como explica el Doctor Gutiérrez, es una etapa más en la vida de la mujer. La menopausia no se trata de una enfermedad aunque sí es cierto que hay mujeres que durante este ciclo pueden experimentar algunos síntomas como sofocos, sudoración, problemas de sueño (generalmente insomnio), ciclos irregulares, cambios en la figura y puede ser frecuente la aparición de osteoporosis.

Todo ello se debe a los cambios hormonales que surgen en esta etapa en la que la mujer comienza a perder progresivamente su función ovárica y, por tanto, baja la producción de las hormonas femeninas, los estrógenos y progesterona. Generalmente, tiene lugar alrededor de los 51 años.

Frecuentemente algunas mujeres experimentan problemas para conciliar el sueño, sobre todo durante las primeras horas de la noche. Es posible que conciliar el sueño no sea una tarea fácil durante esta etapa. Debido a los sudores nocturnos, suelen producirse despertares a lo largo de la noche. 

El papel del colchón durante esta etapa de la mujer es fundamental, necesitas descansar en un colchón que sea confortable y que te ayude a conseguir un descanso reparador para enfrentarte a los retos del día siguiente.

Un colchón viscoelástico con materiales altamente transpirables puede ayudar a reducir los sofocos y la sudoración durante la noche y de esta manera, mejorar este tipo de síntomas.

Algunos materiales como el grafeno, que potencia la evacuación del calor que acumula el cuerpo durante el descanso, son perfectos para estos casos. Además, es recomendable elegir un colchón que incorpore tecnologías que nos ayuden a conciliar el sueño. Un buen ejemplo es la tecnología Ionizzed® Turmalina, capaz de reducir el estrés y favorecer un descanso reparador.

La presencia de aniones en nuestros hogares es algo positivo aunque en el pasado era algo natural y no se solía aconsejar tomar medidas por defecto. Sin embargo el aumento de equipos eléctricos, antenas, pantallas de visualización y sistemas de climatización genera un balance "antinatural" de cationes frente a los pocos aniones que aún permanecen en el aire de las ciudades.

Durante la menopausia, la caída abrupta de estrógenos produce un conjunto de alteraciones que afectan fundamentalmente al metabolismo de la mujer y a su estado de ánimo. Uno de los consejos más frecuentes es intentar evitar el estrés y la falta de sueño ya que ambos pueden multiplicar la sintomatología de la menopausia. El colchón Bambú Evolution, que cuenta con la tecnología Ionizzed® Turmalina, influye exactamente en estos dos puntos mejorando el confort, la calidad del sueño y sobre todo modificando la polaridad del aire en el dormitorio. Al neutralizar el exceso de cationes se favorece la relajación y la sensación de bienestar, se mejora la recaptación del neurotransmisor serotonina (la hormona de la felicidad y de la regulación del apetito) minimizando los síntomas de la menopausia.

Una vez tenemos el colchón, procura dormir en un cuarto fresco, así como mantener el dormitorio bien ventilado. Y no nos olvidemos de la ropa de cama, se recomienda utilizar materiales naturales como el algodón que permitan que la piel respire.

Mantener unos hábitos saludables ayudará a afrontar esta nueva etapa. Una alimentación equilibrada y variada, reduciendo el consumo de comidas ricas en grasas. Es aconsejable llevar una dieta alta en fibra, con suficientes frutas, vegetales y alimentos integrales, así como todas las vitaminas y minerales importantes.

Tratar de practicar ejercicio, por ejemplo, caminar dos o tres veces por semana también puede ayudar a conseguir una sensación de bienestar y mantener un estilo de vida saludable.