Soñar es una de las experiencias más misteriosas. Actualmente, se cree que son una manera de procesar lo que nos ocurre durante el día. Todavía hay muchas cosas que desconocemos sobre los sueños, por eso, hoy os contamos algunos datos curiosos sobre el sueño que probablemente no conocías:

Algunas personas sueñan en blanco y negro. En este punto la televisión tiene mucho que ver. Entre los mayores de setenta años, cuatro de cada cinco personas aseguran soñar en blanco y negro. Sin embargo, casi todos los menores de 30 años afirman hacerlo en color, algo que puede deberse a que nunca vieron la televisión en blanco y negro.

Hay sueños universales, todos hemos soñado alguna vez que nos caemos al vacío. De hecho, se dice que el 95% de la población lo ha experimentado alguna vez. ¿Sabías que este tipo de sueños pueden estar relacionados con el estrés? Además, suele pasarnos justo antes de quedarnos dormidos.

Las personas invidentes también sueñan. Normalmente, los ciegos de nacimiento no suelen soñar con imágenes visuales si no que perciben sabores, olores, sonidos… Sin embargo, aquellas personas que hayan perdido la vista a una edad más tardía es posible que sueñen con imágenes en un principio. 

¿No eres capaz de recordar lo que has soñado? No eres el único. Los expertos indican que olvidamos el 90% de nuestros sueños, de hecho, 10 minutos después de despertar tan sólo recordaremos el 10% de lo que habíamos retenido.

Soñamos varias veces a lo largo de la noche. Que no recordemos lo que hemos soñado no significa que no lo hagamos. Lo cierto es que algunos estudios indican que soñamos hasta 12 veces durante toda la noche.

Las mujeres tienen más pesadillas que los hombres. Igualmente, se dice que las pesadillas femeninas son más desagradables ya que tienen una mayor carga negativa. Además, en los sueños de las mujeres suelen aparecer miembros de la familia con más frecuencia. 

Lo que hueles afecta al contenido de tus sueños. Según un estudio, se concluyó que aquellas personas expuestas a olores agradables soñaban con cosas positivas. En cambio, aquellos expuestos a olores molestos tenían vivencias negativas en sus sueños.

Nuestro cuerpo reacciona a los sueños como si estuviésemos despiertos. ¿Alguna vez te has despertado con el corazón acelerado? Esto nos ocurre porque las emociones que vivimos en el sueño son percibidas en nuestro cuerpo como reales.

Soñamos con lo que conocemos. Puede ser que alguna vez hayas pensado que tus sueños están repletos de personas extrañas pero esto en realidad no es cierto. Las personas que aparecen en nuestros sueños son gente real con la que nos hemos cruzado alguna vez a lo largo de nuestras vidas. 

 

¿Añadirías alguna singularidad sobre el sueño a la lista? Compártelo con nosotros dejando un comentario :)

 

Imagen: Breatheright