Cuando eres un niño, puede ser muy difícil dormir en Nochebuena. ¿Recuerdas todos los años que te quedabas despierto, incapaz de dormir o de moverte de la cama, ansioso por que llegase Papá Noel? Hoy os contamos cómo ayudar a tus hijos a dormir en esta noche tan mágica.

En primer lugar, programa actividades para todo el día. Estaréis ocupados terminando los últimos detalles para estas Navidades pero es buena idea que los niños hagan ejercicio al aire libre, esto les ayudará a sentirse somnolientos y más cansados cuando llegue el momento de meterse en la cama. También podéis organizar una excursión o ir a caminar, es un día muy especial para pasarlo en familia haciendo cualquier actividad juntos. Es muy importante que estas actividades no las hagáis ya entrada la tarde ya que tan sólo conseguirás activar a los niños de cara a la noche y esto dificultará que concilien el sueño. 

Los niños tienen un exceso de estimulación estos días, entre la música, las películas, los juegos, amigos, familiares... Y todo esto, al mismo tiempo. Evita estimularles más de la cuenta, intenta no hacer todas estas cosas a la vez y dosificarlas.

En otras ocasiones os hemos comentado lo beneficios que es ahcer que se den un baño caliente antes de acostarse y en Nochebuena no es una excepción. Esto les ayuda a relajarse y a que estén más tranquilos a la hora de meterse en la cama, esperando que llegue la mañana siguiente para descubrir los regalos bajo el arbol. Aunuqe estos días es difícil mantener las rutinas de sueño y alimentación, procura seguirlas en la medida de lo posible ya que les ayudará a dormirse con más facilidad.

Hay ciertos alimentos que pueden ayudar a los niños a conciliar el sueño más facilmente como es el caso de la leche, rica en triptófano. Puedes darle a los niños un vaso de leche tibia antes de ir a la cama para ayudarles a dormir mejor.  

Antes de irse a la cama, intenta mantenerles ocupados. Podeís leer un cuento o alguna otra actividad tranquila. Como siempre, evita el ruido y la luz en la habitación, así como una buena temperatura para ayduarles a dormir del tirón. 

Desde ViscoConfort, os deseamos unas Felices Fiestas y un Próspero Año Nuevo.